¡Hola! Bienvenido al blog donde los amantes de la escritura aprenden a dominar el arte de contar historias mientras se toman una tacita de café.



Cargando...

Cafeteros

Maqueta tu libro: Guía de supervivencia


Ya has puesto el punto final de tu novela, libro de relatos o poemario. Lo has revisado una y mil veces. Has tomado en cuenta los comentarios, sugerencias y correcciones de tus lectores beta. ¡Ya está listo para mostrárselo al mundo! Bueno, casi. A tu libro todavía le falta algo: envolverlo para que resulte atractivo. Llegó la hora de maquetarlo, darle forma de libro, tanto en su versión impresa como en formato digital.

Por supuesto, si tienes la suerte de que una editorial acepte publicártelo o si decides la contratación de servicios editoriales de autopublicación, en el caso de que tu economía te lo permita, no te harán falta unas nociones de maquetación. Pero si estás comenzando en este proceso, tal vez podrías plantearte, aunque solo fuera una vez, la posibilidad de ser tú mismo quien se encargue de todo el parto de tu libro, que sea una obra 100% tuya.


El eBook de los Lectores Beta

 

La corrección comienza justo después de escribir ese preciado «Fin». Leemos cuidadosamente la historia en varias ocasiones buscando incongruencias, errores y horrores. Y cuando por fin hemos terminado esta etapa (un escritor que no reescribe y corrige no es escritor), decidimos:
          a) publicar el texto,
          b) enviarlo a una editorial o
          c) guardarlo en un cajón. 

Hay otra opción que prefiero recomendar: enviarlo a un lector beta, también conocido como lector cero. Antes de que tu historia vea la luz, debe pasar por el ojo examinador de una persona con juicio crítico y literario, que sea capaz de ver lo que tú no viste.


¿Cómo es el inicio de un escritor?


Los grandes escritores tienen dos cosas en común: la demencia lúcida y los orígenes. El Gabo escribió Cien Años de Soledad en su peor época, pasando frío y hambre. Julio Cortázar inició su carrera en las letras con un pequeño ensayo en oposición al gobierno de turno argentino. Y yo me introduje de lleno en el mundo del papel y la tinta cuando no tenía ni un solo amigo. 


La construcción del mundo


Hay veces que nuestra imaginación no encaja con nuestro mundo cotidiano, autores como Tolkien, Lewis, George Martin y muchos otros rompieron con esa barrera creando su propio mundo. Desde maravillosas naciones con capacidades de controlar los cuatro elementos con elegancia y precisión, hasta los vastos terrenos del gran reino de Hyrule, el World-Building ha sido un concepto clave para aquellos autores que quieren construir su propio mundo. En esta entrada te enseño lo básico que debes saber al momento de ponerlo en práctica.