¡Hola! Bienvenido al blog donde los amantes de la escritura aprenden a dominar el arte de contar historias mientras se toman una tacita de café.



Cafeteros

Busca en la Cafetera

La conversación espontánea: base del diálogo literario


Escribir diálogos, a pesar de parecer una tarea fácil, es el talón de Aquiles de muchos escritores. Debe ser lo suficientemente potente como para hacer avanzar la historia y enganchar al lector; y tremendamente coherente para que lo creamos. Por eso, recomiendo los elementos de una conversación como base al escribir diálogos literarios. 


Literatura autobiográfica


En toda mi enseñanza básica, tuve muchas tareas que consistían en buscar la biografía de un autor, político, científico o figura reconocida. Leí montones de biografías, no sé cuál más aburrida que la otra. Hasta que una docente nos hizo leer un escrito autobiográfico de un hombre que fue prisionero en Auschwitz… 

Dos cosas tengo claras desde ese momento. La primera es que nadie escribirá mejor tu historia que tú mismo. La segunda, a pocos les interesa saber el año en que nacimos o la escuela donde estudiamos. 

Lo que impacta de verdad son los grandes procesos, problemas o pruebas que atravesamos y la enseñanza que nos dejó pasar por eso. Como el relato de un migrante que atraviesa fronteras, la rehabilitación después de un accidente o enfermedad grave, el suicidio de un hijo o el encuentro con Cristo después de una vida en pecado.


Buscar o no un agente literario (editorial)


Buscar un agente editorial es una idea que pasa por la cabeza de muchos escritores. Quieren dedicarse a escribir y que otro se encargue de los trámites con la editorial y la publicación del libro. O tal vez necesitan de una persona que realice el trabajo que ellos no conocen, porque no necesariamente un escritor conoce los tejemanejes del mundo editorial


Otros elementos de la planificación


Pasar de la idea al borrador no es tan difícil si te detienes a planificar la historia que vas a escribir. Este proceso requiere que te detengas a analizar bien las ideas literarias y que elabores una escaleta. Pero no todo llega ahí. Es posible que requieras mayores herramientas que te permitan planificar mejor tu libro antes de iniciar con la escritura en sí.