Muchos escritores nóveles se encuentran con el problema de no saber de dónde sacar algún personaje con el que se puedan identificar los lectores. Comienzan a pensar y a mezclar un sinnúmero de características que a veces terminan arruinando al personaje. Otras veces, presentan temas y elementos trillados, donde ya todos sabemos cómo acabará. A todos aquellos que tengan este problema, les invito a que lean un poco los periódicos nacionales e internacionales, que observen televisión extranjera, que se detengan a mirar incluso a sus vecinos. No hay mejor sitio para sacar personajes creíbles que la vida misma.

  Haz el ejercicio de salir a la calle y observar a todas las personas, lo que sucede, lo que hacen, lo que dicen y cómo actúan. Terminarás dándote cuenta de que estás rodeado de grandes personajes que llegan incluso a la caricatura. Te vas a topar con hechos, realidades y situaciones difíciles de creer. Si no sabes de dónde sacar un personaje para un relato corto, un diálogo, una comedia o lo que sea, búscalos en el libreto de la vida y te sorprenderás de lo que puedes encontrar.


  Para que entiendan lo que les digo, les presento algunos ejemplos:
  • “Mami, me encanta subirme al autobús porque huele como a sobaco”. (Le escuché decir a una niña de cinco años al subirse a uno en Granada.)
  • Un joven de 20 años pincha (explota) la goma (neumático) de unos 70 vehículos y cuando la policía lo detiene explica que “hay poco aire en el mundo y las ruedas tienen mucho”. (Hechos ocurridos en  España.)
  • Una estudiante tenía la mala costumbre de comerse su cabello y la tiza del pizarrón.  Un día, tras unos fuertes dolores intestinales, los doctores le sacaron de su estómago 4 libras (1.8 kg) de pelo. (Hechos ocurridos en India.)
  • Una estudiante de enfermería le inyectó, por error, café con leche a una anciana.  La paciente murió y la joven dijo en su defensa que “cualquiera se confunde”. (Hechos ocurridos en Río de Janeiro, Brasil.)
  • Jóvenes se inyectan, por cuatro horas, solución salina en la frente para luego tener el llamado bagel head.  Cuando se les acumula en forma de pelota en la frente, entierran el dedo en el centro para hacer un hueco y parezca una dona o rosquilla.  (Reciente moda entre los jóvenes japoneses.)
  • Un pastor es acusado de cometer sodomía, incesto, actos lascivos y agresiones sexuales durante más de una década contra su hija. Durante el juicio, se descubre que esto también ocurrió con sus otros tres hijos. La madre de los cuatro dice que su esposo jamás sería capaz de hacer algo así. (Hechos ocurridos en Puerto Rico.)
  Estos son ejemplos que encontré en una búsqueda rápida. Como pueden darse cuenta, no sólo encontré personajes, también hay historias para contar con el toque literario que debe caracterizar a un escritor. Tenemos de todo, para todos. Ahora, les invito a realizar una redacción corta, inspirándose en un personaje de la vida real.

© Grisel R. Núñez, 2012