¡Hoy es vieerrrnesss! y comienza un fin de semana de descanso y festejo para mí. Sí, luego de varios meses me tomaré los dos días libres. Estaré totalmente desconectada de la tecnología (o al menos eso espero). ¿Cuál es el motivo? Pues este domingo es mi cumpleaños #25, así que también es un finde para celebrar. ¡No veo la hora de comer bizcocho!

  Como dato curioso, les cuento que el 8 de junio nacieron Marguerite Yourcenar y María Luisa Bombal, dos excelentes escritoras. Tengo entendido que Mahoma también murió ese día. ¡Ah! y que no se me olvide mencionar que en 1989 se publicaron los libros El palacio de la luna de Paul Auster, Como agua para chocolate de Laura Esquivel y Los pilares de la tierra de Ken Follet.

  Luego de este lapsus, me concentraré un poco. La verdad es que no tengo nada planificado y aún no me autoregalo nada (posibilidades #1 y #2), pero es la primera vez que celebro un cumpleaños con mi esposo, así que me hace mucha ilusión. Por otro lado, ya es el segundo cumpleaños que paso lejos de mi madre y ¡no saben cuánto la extraño! :(

  Mejor no nos pongamos tristes.  Es un día especial y, aunque no acostumbro a celebrar mi cumpleaños, la vida me ha dado tantas bendiciones que solo me queda agradecer y ustedes, los lectores del blog y las personas con las que comparto correos-e, son una de esas razones. Así que les agradezco por estar ahí y por hacerme crecer con sus aportaciones y comentarios.

Image and video hosting by TinyPic  Happy birthday to me!