No sé si les había contado, pero me encantan las cartas y las postales.  Me hace mucha ilusión recibir, el día menos esperado, las letras de un viejo amigo o un familiar lejano.  Acostumbro a hacerlo por correo-e, pero una carta o una postal, con su matasellos y toda la historia que trae por el viaje recorrido… ¡es una sensación hermosa!

  Hace algún tiempo envío y recibo postales con amistades de distintas partes del mundo y voy coleccionándolas, pero hace poco conocí la iniciativa Postcrossing gracias al blog de Carmen, My low cost y decidí traerla a Cafetera de Letras con algunas adaptaciones.  La idea es que al anotarte con todos tus datos, se te da una dirección postal y tienes que enviar una postal.  Al mismo tiempo, tu dirección se le dará a otra persona, quien también te enviará una postal.

¿Te apuntas?


  Lo principal es que las postales sean bonitas y que representen el país o la ciudad de donde provienen.  Es decir, evitaremos todas las postales que no nos gustaría recibir porque no cuentan ninguna historia o, lo que representan, no invita a nada.  No escogeremos la primera postal que encontremos para enviarla por cumplir, pues la recibirá una persona que no conocemos y esta será nuestra carta de presentación.

  Confío en el juicio de cada cual al momento de escoger la postal idónea.  Las puedes comprar por Internet, pero en las tiendas y mercadillos de cada ciudad las encontrarás.  También las venden en las oficinas de los correos postales, así que no tienes por dónde perderte.

  Esta iniciativa estará abierta a cualquier país del mundo, aunque está claro que, por ser un blog en español, la mayor parte de los lectores son de países hispanohablantes. Así que para participar, debes tener en cuenta que serán envíos internacionales.  Sin embargo, daré la opción de que escojas si solo puedes hacer un envío nacional.

  La diferencia entre ambos es el costo del envío.  Desde Chile, por ejemplo, enviar una postal a cualquier parte de América o Europa son 590 pesos.  En Estados Unidos y Puerto Rico, el costo varía de $1.00 a $1.50 dólares.  Desde España me han enviado postales con valor entre uno a dos euros.  No puedo darte una cifra exacta para cada país, pero considero que el costo no es exagerado. Aun así, si deseas hacer solo un envío nacional, déjamelo saber.

  Por otro lado, tenemos que tener en cuenta que la postal tardará entre una a cuatro semanas, aproximadamente, en llegar.  Así que hay que tener paciencia y esperar tranquilamente.

Instrucciones para participar:


1. Me envías un correo a cafeteradeletras@outlook.com con el asunto «Postales viajeras» y rellenando la siguiente información:
  • Nombre y apellidos
  • Dirección postal completa
  • ¿Envío nacional o internacional?
  • ¿Cuántas veces participarás?
  • ¿Quieres también mi dirección postal?
  • Opcional: URL de tu blog o tus redes sociales.

2. Tan pronto me llegue tu correo, te enviaré uno de vuelta confirmando los datos y dándote la dirección postal a la que debes enviar.  Al mismo tiempo, tus datos serán entregados a otra persona que esté participando.  El escogido será por orden de llegada.

3. Debes enviar la postal cuanto antes. Lo ideal es que lo hagas en el plazo de una semana.  Pero si no sabes cómo llenar una postal, aquí te explico en detalle todas sus partes.


4. Te pido que te tomes la iniciativa con seriedad. Anotarse es totalmente voluntario y tal cual nos gusta recibir, también tenemos que dar.  Es decir, anótate solo si de verdad vas a participar.


5. Tan pronto recibas la postal, ¡envíame una foto al correo-e!  Yo las iré almacenando para luego publicar todas las postales en una entrada.  Pero, lo ideal es que te inspires en la imagen para crear una historia al respecto.  Cualquier cosa que salga, así sea un dibujo, házmelo llegar y yo lo publicaré en el blog.

6. Puedes participar tantas veces como desees. Si te apetece probar una primera vez y, luego de la experiencia, volver a enviar y a recibir alguna postal, me vuelves a mandar un correo repitiendo todo el proceso. Pero si de primera instancia quieres participar varias veces, déjamelo saber en el correo que me envíes.

7. Como dije al comienzo, me encanta recibir postales.  Así que si deseas que te envíe mi dirección postal para enviarme una a mí, pídemela en el correo.  Por cada una que reciba, me comprometo a enviar otra.

8. Hago la aclaración de que yo solo soy la intermediaria entre el reparto de las direcciones, no soy la responsable de que lleguen o no.  He aquí la razón por la que pido seriedad y compromiso en todos los participantes.

9. LA INICIATIVA CERRÓ.

10. Te pido que compartas la iniciativa en tus redes sociales o en tu blog (puedes llevarte el círculo con el título que diseñé).  Mientras más personas se anoten, mejor será.  Créeme que te encantará recibir una postal bonita de otra parte del mundo.

  ¡Atención!  No tienes que esperar a recibir la postal para enviar la tuya.  Los envíos deben hacerse de forma simultánea.  Y recuerda que la postal debe ser bonita y original, que inspire una historia o que merezca ser colgada en una pared.

  ¡Y eso es todo!  ¿Te animas a participar en las postales viajeras?
Image and video hosting by TinyPic