¡Holis, holis! ¿Cómo te va esta semana? Yo estoy con más ánimo que nunca, así que aprovecharé el tiempo para programar algunas entradas en el blog, pues septiembre se viene con todo. :D Te cuento que hoy comenzaremos a trabajar con el diseño del blog, un trabajo súper importante si quieres tener una imagen llamativa y que vaya acorde con la temática de tu novela.

Pero eso sí, crear desde cero el diseño de un blog es una tarea difícil, así que lo dividiremos en partes. Y que conste, ¡no abordaremos todo lo que implica un diseño, pues sería una tarea monumental! Eso sí, al finalizar con la saga, publicaremos un eBook con toda la información recopilada y con más herramientas para ayudarte.

Bueno, como te explicaba, en un principio sentaremos las bases sobre lo que es un diseño básico. Luego daremos algunos consejos para la elaboración de tu cabecera y de los iconos de las redes sociales, y enseñaremos a crear imágenes o carteles sencillos. ¡Todo esto con tutoriales! ¿A que mola? :D

¿Quieres aprender lo básico en diseño HTML? Si la respuesta es ¡Sí, quiero!... dímelo en los comentarios y comparte esta entrada en tus redes sociales.

Ahora, vamos a lo que vinimos, ¿cómo empezar con tu blog-novela?


Sí, parece lógica esta premisa, pero debo recalcarlo. Antes de que crees tu blog, piensa bien en el nombre que le darás. Como es una blog-novela, lo ideal es que lleve el nombre de esta. Si te organizaste bien, como te aconsejamos en la entrada anterior, entonces no tendrás problemas con ello.

A pesar de esto, quiero hacerte unas recomendaciones, pues en ocasiones escogemos títulos largos para las novelas. Supongamos que la tuya se llama Cinco años de condena. Ya aquí tenemos un lío, pues sabemos que la URL no acepta la letra Ñ. Lo ideal es que el título no sea tan largo y no contenga signos de puntuación ni números.

Eso sí, tampoco te amargues la vida. Aunque sí recomiendo que el título sea igual a la URL escogida, puedes jugar con las palabras, descartar artículos y preposiciones, etc. ¡Es tu decisión! Solo te aconsejo que el nombre sea fácil de recordar, para que el lector no lo olvide.


Antes de empezar a crear el diseño, te sugiero que mantengas tu blog en modo privado. Lo ideal es que lo tengas terminado antes de comenzar a promocionarlo. De esta forma, los lectores no estarán visitando el blog y viendo todos los cambios que de seguro vas a hacer, además de que trabajarás con mayor tranquilidad. Y es que créeme, ¡SOLO hay una primera impresión! y obviamente queremos que sea la más positiva posible, para que continúen visitándonos.

¿Cómo ponemos el blog privado? En la columna del Panel General de Blogger (a la izquierda) te aparecerán las siguientes opciones: Visión general, Entradas, Páginas, blabla... y, en el último punto, Configuración. ¡Esta es la que nos interesa!

Entramos en Configuración > Lo básico (saldrá por defecto) y ahí, al final del todo, en el área de Permisos, dice Lectores del Blog. Debes escoger la segunda opción: Privada. Guardas los cambios y ¡eso es todo! De esta forma podrás trabajar con calma en el diseño.

Eso sí, ¡no olvides cambiar las opciones de nuevo una vez hayas acabado! De lo contrario, nadie podrá visitar el blog. En este caso, solo debes escoger la primera opción: Público.


Ahora que ya podemos entrar en sustancia sin padecer, vamos a lo básico: la organización del blog. Existen diferentes formas de hacerlo y, como somos visuales, en esta imagen las diferenciamos: 


Imagino que las reconocerán todas. Cada blog escoge la que más le convenga y así lo harás tú. Todas son interesantes; tienen sus pros y sus contras, y puede que hasta se te dificulte elegir cuál te conviene más. Para empezar, debemos volver a la pestaña General de Blogger y buscar Plantilla. Una vez ahí, le damos a Personalizar (de momento no tocaremos el botón Editar HTML).
A continuación, verás esto:
En esta página, debes elegir la plantilla que quieres usar para el blog. Te recomiendo elegir la plantilla más simple (en concreto, la que viene por defecto), pues se te hará más fácil irla personalizando de a poco. Una vez selecciones la plantilla, puedes pasar a elegir la organización del blog (cuerpo, pie y columnas). Para ello, pinchamos en Diseño y veremos las diferentes formas de organización. 
Para el diseño del cuerpo del blog hay varias distribuciones que no aparecen en los diseños que comentamos arriba, pero es que preferimos recomendar uno de estos tres, además de que son los más utilizados. Pero bueno, eres libre de escoger el que desees.


Para ayudarte, analizaremos las tres opciones en detalle. Los modelos 1 y 3 (ver el dibujito de más arriba) son prácticamente almas gemelas. Suelen ser los más utilizados en blogs de aspecto profesional, pues su organización es más limpia. Además, su foco de atención recae directamente sobre el contenido.

Sin embargo, la columna lateral se vuelve (más tarde o más temprano) un campo de batalla para tus gadgets (los seguidores, el archivo del blog, la bienvenida). Ahí entran el dilema de cuáles poner, en qué orden, con cuál tamaño, etcétera.

Respecto al modelo 2 podemos decir que es la opción perfecta si tenemos muchos gadgets importantes. ¡Ojo! IMPORTANTES. Es decir, quedan descartadas las imágenes sin sentido o de simple decoración; así como todo aquello de poca utilidad (como la mascota del blog, las páginas vistas y el calendario). Hay cosas que, simplemente, son molestas, es contaminación visual para la persona que entra.

Sé que, cuando se empieza en esto, están las ansias de sobrecargar el blog con todas las opciones que te da Blogger. No nos equivoquemos, por muy bonitas que sean, quedan mal. Sigue nuestro consejo, en la sencillez está la belleza.

Otro aspecto negativo de este modelo es que el contenido queda encajado entre las columnas. Siempre puedes optar por Ajustar el ancho, pero de todas formas tiende a quedar amogollao.

Así que, resumiendo los tres modelos:

También podrías optar por un 4to modelo: un blog sin columnas. Puede tener sus ventajas (TODA la atención caerá en el contenido), pero los gadgets de seguidores, redes sociales, etc. se perderían. Tendrías que incrustarlos en el pie de página o bajo la cabecera, algo poco recomendado.

Teniendo en cuenta todo lo que hemos visto, podrás escoger el diseño que mejor le venga a tu blog-novela, que al final debe ser el centro de atención. Recuerda que un aspecto limpio, organizado y profesional le facilitará al lector meterse de lleno en la historia.

¡Y hasta aquí, que esta entrada ha sido larguísima! La próxima semana hablaremos sobre las tipografías a elegir, los colores y el fondo del blog. Lo mejor de todo es que venimos con más descargables. :D

Recuerda decirnos en los comentarios si quieres que te enseñemos a trabajar con HTML (nivel básico) y, de ser así, ¡comparte esta entrada en tus redes sociales! Y ahora bien, ¿qué te han parecido nuestras reflexiones? ¿qué modelo escogerás para tu blog-novela? ¿tienes problemas con el título?
Image and video hosting by TinyPic