Fotografía de Geoff Ward (emergencypoet.com)
No me tocaba publicar hoy, pero no pude resistirme. ¿Has oído hablar de la escritora que descubrió la cura de todos los males de la sociedad? ¡Sí, no exagero! Es una transgresora, una mujer que decidió convertir sus obras poéticas en la receta idónea para las enfermedades y los achaques que nos aquejan en la actualidad. ¿Que todavía no sabes de qué hablo? pues entérate...
Deborah Alma, de Inglaterra, un día decidió que su poesía llegaría a como dé lugar a la gente, pues quería ayudarles a combatir sus penas, apaciguar sus tristezas, acompañar sus alegrías. ¡Y la entiendo! ¿Acaso los escritores no queremos que nos lean? ¿que conozcan nuestras obras? Pues ella se puso manos a la obra y mezcló la seriedad de su oficio con la medicina terapéutica y el teatro: así creó lo que hoy se conoce como Emergency Poet, donde ofrece consultas dentro de una ambulancia y prescribe poemas a los pacientes. ¿¡A que es ingenioso!?
Un día se compró una ambulancia de los 70´, la decoró con cráneos, partes del cuerpo, material médico-quirúrgico; se vistió de doctora y abrió su consulta, desde donde dispensa poemcetamols, entre otras píldoras poéticas y tratamientos literarios. Esta ambulancia emprende su viaje hacia distintos festivales literarios, musicales o artísticos, bibliotecas, escuelas, encuentros de escritores ¡y donde sea necesario! 
Fotografías de Emergencypoet.com
Es muy interesante esta propuesta, además de creativa. En lo personal, creo firmemente en el poder terapéutico de la literatura y en su capacidad para involucrar a todo tipo de público, así como ejercer poder en las masas. Y aunque no soy amante de la poesía (soy antipoeta), ¡me encantaría que me atendieran en esta consulta!
Les cuento que los pacientes deben anotarse y esperar en una sala (típico de los médicos) a que la doctora/escritora les atienda. Afuera les estará atendiendo una enfermera, la cual toma los signos vitales y te pregunta a grandes rasgos tus dolencias. Las consultas son privadas y en solo 10 minutos tienes un diagnóstico y prescripción del poema, verso o lírica que sanará tus dolencias, el cual ella misma declama.
Y que conste que si no tienes tiempo para esperar por la doctora, puedes recibir versículos poéticos de la enfermera o te suministra una poemcetamol, te pone un yeso-poema o una tirita con versos. La idea es que salgas de allí más aliviado, pero sobre todo que consumas literatura y te animes a crearla, pues en esta ambulancia también se trabaja con la escritura creativa.
Apuesto a que te encantó esta iniciativa y que justo en estos momentos te ha dado una ¡emergencia literaria! ¿o me equivoco? Mejor cuéntame en los comentarios qué te pareció esta idea. ¿Crees que la literatura tiene poderes terapéuticos? ¿Alguna vez te ha sanado de alguna pena/enfermedad? ¿Pedirías una cita con esta doctora?
¡Y no olvides compartir esta entrada en tus redes sociales! mira que luego me da el tiquismiquis y tendrás que declamarme una poesía para resucitarme. :D
Image and video hosting by TinyPic