El mes pasado les conté que comenzaría a trabajar los ejercicios de la Guía para la aprendiz de escritora en el blog. De esta forma, no solo los acompañaría en este proceso creativo, sino que les explicaría cómo hacer el ejercicio les ayudará a mejorar o adquirir algunas técnicas del oficio de escritor. Todo tiene una razón de ser y es importante que la entendamos, pues nos enfrentaremos de una forma más positiva al ejercicio.

Así que, no demos más rodeos y entremos en materia. Hoy les explicaré a lo que me refiero cuando les pido que escenifiquemos palabras dejándonos llevar por unos conceptos o términos dados. ¿Te animas a participar del ejercicio de escritura creativa del mes?
Vayamos por partes, lo primero es explicar qué significa cuando digo "escenificar". Me refiero a llevar o poner en escena algo.  En este caso son palabras o conceptos, los cinco que primero se nos ocurran. Pero cuando les digo que piensen en cinco palabras cualesquiera y las anoten en un cuaderno, resulta que muchas veces se nos ocurren las más simples o las más complicadas. Y no sabemos cómo rayos llevarlas a un cuento.
Por esto, lo ideal es elaborar un torbellino de ideas con cada palabra. Entiéndase, de esa palabra inicial, desprender muchas otras palabras que tengan que ver con su definición, que sean sinónimos o que simplemente se nos ocurra entrelazar. Por ejemplo, hice el ejercicio y miren lo que me salió (en pocos minutos).
Esto lo debemos hacer con las cinco palabras que se nos ocurran, sean cuales sean. Créanme que cuando terminen este ejercicio tendrán tantas palabras en su cuaderno como ideas en su cabeza ¡Y solo tendrán que dejar volar su imaginación y escribir!
Ahora bien, para qué rayos nos sirve practicar este ejercicio de escritura. Lo primero y más básico: para soltar la mano y escribir, dedicar unos minutos del día a perfeccionarnos en el oficio de escritor. Para aprender a escribir, hay que escribir. :)
También nos ayuda a desprendernos de algunas ideas o palabras que tenemos en la cabeza, pues según el estado de ánimo que tengamos, serán las primeras cinco palabras que se nos ocurran. Con el torbellino de ideas, buscarás sinónimos que te ayudarán a aumentar tu vocabulario, pensarás en conceptos relacionados, analizarás en detalle qué se puede desprender de una simple palabra. Y ya cuando hagas el torbellino con las cinco, podrás relacionarlas entre sí, hacer frases y generar un sinnúmero de ideas que te darán suficiente material como para escribir un cuento, una poesía, una carta o lo que quieras.
Pero recuerda, todas las palabras iniciales deben estar en el escrito textualmente. Este no es un ejercicio complicado, al contrario. En la guía comenzamos con ejercicios súper básicos que nos ayudan a dar esos primeros pasos en el oficio de escritor y que podemos usar en cualquier momento que queramos escribir y no sepamos qué.

Ahora que todo está explicado, que ya tienes tus cinco palabras escritas y que de seguro has comenzado a elaborar tu torbellino de ideas, apuesto a que comienzan a florecer en tu cabeza las ideas literarias que utilizarás. Como ya te he dicho antes, ¡no pierdas el tiempo y a escribir! que este ejercicio lo puedes hacer en pocos minutos y te ayudará muchísimo, aunque no lo creas.

No olvides que te espero en los comentarios, pues son mi razón de seguir aquí con ustedes, y que me ayudarías mucho si compartes esta entrada en tus redes sociales. ¡Ah! y no olvides contestarme la pregunta que te hago en la imagen inicial, ¿qué palabras escenifican la foto?
Image and video hosting by TinyPic