No sé si te había comentado, pero he tomado diversas capacitaciones de mediación lectora y he participado/organizado algunos clubes de lectura. Gracias a estos, he llegado a la conclusión de que practicar la lectura en grupo nos ayuda a fortalecer, enriquecer, validar y darle sentido al acto de leer en sí. Pero a veces no encontramos un club de lectura donde podamos acceder a libros, escritores, movimientos, temáticas, y al mismo tiempo analizar, comprender, debatir y crear en torno a un texto. Así que tenemos que ponernos las pilas y organizar nuestro propio club, lo que nos convertirá entonces en mediadores de lectura. :D
Un club de lectura es un grupo de personas que se reúne con el interés de leer y compartir en un espacio de libertades, respeto, análisis y fomento lector.
En este podemos darle forma y sentido a la lectura, así como capitalizar nuestra experiencia personal para usar las lecturas como desarrollo de habilidades y capacidades. Creamos un hábito lector (costumbre de leer) y despertamos los significados de las palabras y los contenidos.

PASOS PARA ORGANIZAR TU CLUB DE LECTURA:

1. Determina los objetos de lectura (libros) y define los sujetos (lectores). Ten en cuenta los libros de los que dispones (en papel y digital) o la temática que deseas trabajar (novelas detectivescas, literatura japonesa, poesía, narradores del siglo de oro). Luego analiza qué tipo de lector está interesado en estos objetos o cuáles puedes motivar.

2. Define el horario y la periodicidad de reunión. Dependiendo de la extensión de las lecturas y de la disponibilidad de las personas, puede ser semanal, quincenal o mensual. El horario tiende a ser en las tardes, noches o fines de semana.

3. Selecciona el espacio de reunión. Puede ser en la casa de alguno de los participantes, una biblioteca pública, un museo, en un parque o plaza, ¡dónde sea! Eso sí, debe ser un lugar que permita la interacción entre las personas sin interrupciones de terceros.

4. Determina la duración. Recuerda que no todos los lectores pueden comprometerse a leer x cantidad de textos durante periodos extensos, pues en el intermedio fallarán en algún momento. Lo ideal es comprometer a los lectores a participar por un periodo determinado (3 meses, 6 meses, un año). Eso no quiere decir que luego el club no pueda continuar, pues siempre está la instancia de crear otro, aceptar nuevas personas, cambiar las reglas de juego...

5. ¡Promociona! Crea un afiche y pégalo en distintos muros o espacios para captar la atención de los lectores. Anuncia el club en las redes sociales. Moviliza a tus amigos y amistades. Divulga, pues tal vez hay otros lectores esperando una oportunidad como esta.

6. Elabora una ficha de inscripción donde anotes los datos de contacto de todos los interesados y confirma su asistencia. Si te animas, puedes crear un grupo en Facebook para que se les haga más fácil interactuar sobre los textos los días en que no haya reunión.

7. Organiza una primera reunión donde se establezcan las reglas del juego y se invite a todos los interesados. Considera la posibilidad de tener unas galletitas o un cafecito. ;)

8. Presenta la iniciativa, organiza alguna dinámica para que todos se conozcan, muestra las lecturas que se trabajarán, explica las estrategias de lectura con las que participarán, determina los tiempos de lectura y las fechas de las próximas reuniones. Encárgate de que todos salgan de la reunión súper motivados con los libros que leerán y con el ambiente en que se desarrollará la dinámica. ¡Ah! y no olvides que debes organizar cómo los lectores accederán a los textos (si los prestarás, los comprarán, irán a la biblioteca, etcétera).

9. Organiza y lleva a cabo el resto de las reuniones. Recuérdales siempre los días de encuentro (es parte de la tarea del gestor). Lo ideal es tener una vía de comunicación fácil, como un grupo en una red social o en Whatsapp.

10. Considera hacer una actividad de cierre donde se reflexione sobre el proceso, el acto de leer en sí y la experiencia de participar de un club. Pudieras aprovechar para ofrecer un periodo de descanso y organizar el próximo periodo del club.


Es necesario que prepares con anticipación cada reunión y las posibles actividades, preguntas o guías a tener en cuenta con cada texto. No tienes que ser experto en literatura para dirigir un club de lectura; puedes presentarte como monitor, mediador o lector apasionado. De esta forma el conocimiento se creará en conjunto.

Elabora un calendario con las fechas de todos los encuentros y las lecturas que se discutirán en cada uno. Es importante que las personas se comprometan y que sepan de antemano lo que conlleva el club. Recuerda que siempre habrá distintas formas de participación: algunos lectores van a comentar según su experiencia, otros se quedarán callados, algunos harán comparaciones y quién sabe si otro lo relacione con la vida de un personaje de la farándula. (o.O)

Lo ideal es que el monitor recoja las opiniones de todos, hile las ideas y refuerce los comentarios para así ir articulando los conocimientos y llegar a conclusiones en conjunto. También debe motivar las respuestas por medio de preguntas directas a las personas y vigilar que el proceso de debate se haga en un ambiente de respeto y tolerancia. Eso sí, te recomiendo concluir todas las reuniones haciendo una conclusión macro del texto seleccionado.

Y de paso, utiliza la Ficha de Lectura que diseñé justo para estos momentos. De seguro a todos les gustará tener un lindo archivo de sus lecturas. :D

¿Has participado alguna vez de un club de lectura? ¿Cómo fue tu experiencia? ¿Te atreverías a organizar tu propio club siguiendo estas pautas?
Image and video hosting by TinyPic