Que sí, que sí, que este mes le he dado súper duro a esto del libro de cuentos, que ya canso, pero es que quiero que, sí o sí, te anotes en el proyecto. De alguna forma tengo que motivarte. :D Además, como estoy de lleno en esto, quiero aprovechar algunas ideas que he tenido y compartirlas contigo, pues te pueden servir en tu proceso de escritura.

Al principio no sabía sobre qué escribir mi libro de cuentos, así que elaboré una tormenta de ideas gigante y de ahí salieron muchos futuros libros. Haré, por primera vez, algo que no he hecho antes: compartir mis ideas literarias. Así que aquí te dejo 35 conectores, temáticas o conceptos para crear tu libro de cuentos. Muchas posibilidades y opciones, así que no puedes decir que no tienes idea de qué conector utilizar. Todas salidas de esta mentecita que no para de producir. :) Sin más, comenzamos.

Ideas literarias para futuros proyectos:

     1. Título e historia basados en canciones. Hacerle un tributo a uno de tus artistas o grupos preferidos: que el libro se llame como uno de sus álbumes y que tenga tantos cuentos como canciones, todos con su mismo título.

     2. La vida de un animal. Cada cuento puede corresponder a historias de animales, donde estos sean los personajes o donde justo ellos sean los narradores (desde su punto de vista) de lo que hacen los humanos.

     3. Días festivos o celebraciones. Puedes centrarte en los de tu país (y así trabajas con tu historia, tu cultura), así como presentar distintas celebraciones del mundo que te llamen la atención. Consta de crear ficción a partir de hechos verídicos.

     4. Mismo conflicto, diferentes miradas. Desarrollar un conflicto macro y que cada cuento sea contado desde la mirada de distintos personajes, cada uno aportando una pieza clave en la historia.

     5. Mismo género literario. Este es fácil: todos los cuentos deben corresponder al mismo género. Pero para hacerlo más interesante, te recomiendo mezclar dos o tres. Por ejemplo, romance histórico y paranormal.

     6. Secretos y elucubraciones. Cada cuento es una historia con principio y fin, pero a su vez pertenece a un cuento mayor (tipo novela). Cada uno deberá dar una pista para resolver el problema o conflicto del libro.

     7. Las aventuras de un personaje: detective, policía o niño. Sería como escribir una serie de aventuras o donde salga un héroe. Mismo personaje, diferentes historias.

     8. Desarrollar todos los cuentos en el mismo lugar: una oficina laboral, una universidad, un condominio… Cada historia será separada, pero se ambientará en un mismo espacio.

     9. Con moraleja o mensaje inspirador. Aunque esto ya no se practica como antes, podemos volver a la antigua usanza y terminar cada historia con una frase moralizante.

     10. Presentar la vida de escritor. Aquí puedes presentar todos los traumas del escritor, los complejos, los estereotipos, la fantasía y la realidad. O el camino para convertirse en escritor narrado desde distintas historias y/o personajes.

     11. La historia se desarrolla en un taller, curso o tipo de reunión donde cada encuentro es un cuento distinto, pero que presenta la vida de un personaje. Por ejemplo, una terapia psicológica grupal donde se presenten los traumas de cada cual.

     12. Recetas de cocina. Quizás cada cuento ofrece directa o indirectamente los ingredientes y el procedimiento de alguna preparación culinaria, y juega metafóricamente con estos para crear una historia distinta.

     13. El deporte como eje central. Los personajes son deportistas extremos de alguna parte del mundo y su conflicto está centrado en esta práctica.

     14. Basados en hechos reales. Tuyos, de tu familia, de algún famoso, de mujeres de distintas etnias o culturas… El punto es mezclar la ficción con la realidad.

     15. Contados en un tipo de persona gramatical: todos han de estar en primera, segunda o tercera persona. Para esto debes dominar la técnica de escritura.

     16. Viajes. En cada uno el personaje viaja a alguna parte donde tiene el conflicto u aventura y, al acabar este, es que llega la solución (y evolución).

     17. Mismo personaje, distintas edades. Es fácil: recorrer la vida de una persona por cada década, presentando su evolución pero a su vez la situación en cada etapa. Esta idea también sirve para trabajar con los niveles psicológicos del ser humano.

     18. Cada cuento menciona algún libro, escritor o personaje famoso. Tal vez es un viaje en el tiempo para encontrarse con alguna persona de la historia e interactuar con esta.

     19. Que sean, en su mayoría, diálogos. Este sí que es difícil. No es lo mismo escribir un drama que un cuento, mucho menos escribir un cuento donde el 80% de sus líneas sean diálogos entre sus personajes. :)

     20. Las redes sociales como eje. Este se está poniendo de moda. Los personajes se conocen en un chat, red social o foro y desde ahí se desarrolla toda la trama.

     21. Tergiversan la historia. ¿Jamás te has preguntado qué pasaría si no hubiese ocurrido la primera guerra mundial? Cambia la historia y crea algo desde cero.

     22. Y si vamos con historia, tal vez, cada cuento narra la vida de algún aborigen o autóctono de alguna tierra colonizada, sea en América, en África o cualquier otra parte del mundo. Es importante que te documentes antes de escribir.

     23. Problemáticas o críticas sociales. Los cuentos hacen mención de entidades, organizaciones o personas reales que afectan de alguna forma a la sociedad, como Monsanto o Chuck Norris.

     24. Todos terminan en muerte. Ya sé que es difícil matar a un personaje (o muy fácil si lo ves como una vía forzosa para terminar el escrito), pero en esta ocasión cada uno debe morir de forma distinta: absurdo, trágico, honorable, natural...

     25. Adiciones o fobias. Trabaja en cada historia con una adicción o fobia distinta. Una vez más, debes documentarte bien. Pero te dará pie para muchísimos cuentos.

     26. Siguiendo con el anterior, puedes trabajar con enfermedades mentales, medicamentos o prácticas médicas de dudosa reputación.

     27. Conteo regresivo. Cada cuento está controlado por un tipo de conteo, ya sea por las campanadas de una iglesia, una bomba, los fuegos artificiales de año nuevo o cualquier otro.

     28. Comienzan con el mismo párrafo u oración. Este debe ser lo suficientemente bueno como para que te dé el pie forzado para escribir varias historias distintas y que sean igual de buenas.

     29. Se inspiran en una pintura o ilustración. Quizás hasta puedas añadirla al cuento, siempre cuidando la propiedad intelectual. Y si te gusta dibujar, puedes hacerlo tú mismo.

     30. Son llamadas a la radio. Imagina ese tipo de programas donde llamas para contar tu historia, pues cada llamada sería un cuento y una historia que contar.

     31. Hacen uso de la poesía. Puede que citen algún poema famoso, que escribas una poesía o algunos versos entre medio como parte de lo que hace o dice un personaje, o que todos los cuentos estén escritos como prosa poética.

     32. Cuentos epistolares. Esto ya lo practicamos anteriormente. Puedes desarrollar la historia a través de una carta o un correo electrónico.

     33. Confesiones de delitos o pecados. Imagina que todos los cuentos se desarrollan en la sala de confesión de un párroco. ¿Qué pecados confesaría la gente y cuáles serían sus penitencias?

     34. Historias de una prostituta o acompañante. No hay mucho que explicar sobre esto, cada noche puede ser una novela, incluso.

     35. Historias de ultratumba. El más allá de la muerte siempre se ha utilizado en la literatura y en el cine con resultados positivos. Tal vez sea una buena opción...

¡Y hasta aquí! Más de una idea te tiene que haber gustado o incluso te hizo pensar en otro conector o temática. ¿Cuáles te interesaron? ¿Cuál te gustaría desarrollar o utilizar en un proyecto de escritura? ¿Cuál otra me recomendarías? No seas mezquino y cuéntame todo en los comentarios. ¡Besos!
Image and video hosting by TinyPic