A veces una persona nos pide que leamos su obra y se la comentemos. Obviamente, el fin no es que disfrutemos de la lectura como un lector más, sino que le demos algunos consejos para corregirla o perfeccionarla. También puede darse el caso de que seas tú quien necesite que alguien comente un texto que hayas escrito y quieras darle algunas pautas para que se deje llevar. Cualquiera que sea, hoy te explico algunos elementos a tener en cuenta en los comentarios de textos.

Como mínimo, recomiendo leer el cuento dos veces. La primera lectura que sea por placer y la segunda, para corregir y comentar. Aunque me voy a concentrar en la parte técnica y literaria, en la forma y el contenido, también puedes hacer una corrección de la ortografía, la puntuación y la gramática, siempre y cuando domines las reglas básicas del lenguaje.

A grandes rasgos, al momento de comentar un texto debes contestar dos preguntas: ¿qué destacas positivamente? y ¿qué crees que puede mejorar? Comenta lo que te gustó y lo que no, y explica las razones. Valora la historia según su trama y reflexiona sobre lo que cuenta, lo que entendiste, lo que te hizo sentir o lo que aporta. Tal vez tengas algo que decir sobre la temática, sobre los personajes o sobre el conflicto.

Fíjate en la atmósfera donde se desarrolla la historia. Esta requiere de descripciones, pero también es importante el tono y el lenguaje. De nada le servirá al texto una atmósfera de suspenso si lo que quiere es provocar ternura. Por otro lado, si es un cuento, requiere que se vaya al grano. A ninguna obra le deben sobrar detalles, razón por la que se eliminan todos los elementos que estanquen la historia de alguna forma. Todo debe servir o tener una razón.

¡Ah! y que conste que el lenguaje debe ser coherente con la historia, el género y el tipo de lector al que va dirigido. Por ejemplo, es ilógico que en un cuento para niños el lenguaje utilizado sea de adultos. Además, la longitud de las oraciones y los párrafos deben hacer que la lectura fluya y no se haga pesada. Cada palabra tiene su sitio. Si leemos en voz alta podemos darnos cuenta de cacofonías (rimas) o repeticiones.

También debes fijarte en el tipo de narrador. Algunos escritores, sobre todo los aprendices, tienden a mezclar los tipos de narradores porque no los conocen. Aunque esta técnica sí se puede utilizar, hay que dominarla bien, pues tiende a generar confusión. Y si vamos por este camino, fíjate también en los tiempos verbales, no vaya a ser que vaya de pasado a futuro indiscriminadamente. 

Respecto a los diálogos, este siempre es un problema. Existe una infinidad de consejos sobre la construcción de diálogos, además de las formas correctas de puntuación. Como aprendiz de escritor y como comentarista de textos, debes conocerlos y recordar que siempre deben ser dinámicos, pues su misión es hacer avanzar la historia. Es obvio que los personajes también deben estar bien construidos y justificarse sus acciones. Tanto su descripción, como su nombre, lo que hace y cómo lo hace, lo que dice… todo tiene una razón de ser. Observa incongruencias y coméntalas.

Por último, recuerda que toda descripción debe aportarle al texto, no ralentizarlo en vano o caer en clichés, en el abuso de adjetivos, en un laberinto decorativo. Y también ten en cuenta que toda historia tiene un comienzo y un final. A veces vemos introducciones extensas y aburridas, luego el final pasa de largo; no es lo mismo un final abierto a que el cuento no esté terminado.

Espero que estos consejos o elementos a tener en cuenta no te hayan confundido más. Pueden servirte también para corregir tus propios textos. Y si te toca corregir algún texto que no es de tu agrado, hazlo de la forma más objetiva posible (no porque no te guste algo no puedes reconocer su calidad). Si te animas, puedes dejar comentarios adicionales:
  1. Qué ideas se te ocurrieron mientras leías.
  2. Sugerencias para futuros escritos.
  3. Qué te hizo sentir.
  4. Reflexión sobre el tema abordado (la historia).
  5. Requiere mayor documentación...
  6. Hay alguna incongruencia importante a tener en cuenta.
Créeme que si te dejas llevar por estos detalles, los comentarios que hagas serán más que bienvenidos y no solo ayudarán a la persona, sino que aprenderás a leer profundamente, desde otra perspectiva, con análisis crítico.

Dudas y comentarios, abajo. Solo resta que compartas esta entrada en tus redes sociales. ¡Besitos!
Image and video hosting by TinyPic