Como sabes, este mes comenzamos con un proyecto literario y esperamos que para finales de año ya tengamos un libro de cuentos. En el grupo estamos súper motivados, pero han surgido algunas dudas en cuanto a los libros de cuentos. Si eres de los que te anotaste para hacer este ejercicio de forma individual o de los interesados en escribir un libro de cuentos en el futuro, esta entrada es para ti, pues te daré las bases para hacerlo.

Imagino que a esta hora ya sabes lo que es un cuento, así que no entraré a definirlo como género. Pero debo hacer hincapié en algo: a pesar de su extensión (menor a la de una novela), es importante que estén bien escritos y que provoquen “algo” en el lector. Muchos escritores comienzan a escribir cuentos antes de aventurarse en una novela. Algunos, incluso, no se sienten capaces de pasar las dos páginas. Escribir es un arte y solo se perfecciona con la práctica

Ahora bien, cuando ya dominas la técnica y comienzas a producir cada vez más cuentos y de mejor calidad literaria, puedes optar por hacer una compilación de textos o, lo que es mejor, decidir crear desde cero un libro de cuentos. Pero, ¿cómo hacerlo? Lo primero es encontrar un elemento común, un conector. Ya hablamos sobre esto; puede ser el género, el personaje principal, la temática o el estilo. Lo importante es que cada uno tenga algo en común.

Hablemos de la extensión. Aunque no voy a decirte qué cantidad de páginas o palabras deben tener tus cuentos, cuando hablamos de un libro de cuentos, si son textos cortos debes tener más cantidad que si fueran cuentos largos. Por ejemplo, imagina que te unes al proyecto literario y escribes doce cuentos en un año. Si cada uno tiene dos páginas, al final tendrás 24. En cambio, si cada uno tiene ocho, terminarás con 96 páginas. ¿Cuál crees que tiene una extensión “adecuada” para un libro?

Instrucciones para escribir un libro de cuentos

1. Ten una tormenta de ideas. Anota todas las ideas que tengas en un papel hasta que des con el punto central o conector. Define el género y el formato a seguir. Aprovecha para anotar las posibles historias o conflictos para todos los cuentos. También decide el número de cuentos a escribir.

2. Elabora un calendario (opcional). Si quieres presionarte o comprometerte con tu proyecto, ponte fechas límites para escribir cada cuento.

3. Como ya tienes los conflictos o historias macro para cada cuento, escribe una breve descripción de cada uno. Haz una breve sinopsis y elabora el esqueleto de la historia. Escoge un posible título. Asegúrate que cada cuento tenga presente el conector escogido.

4. Por ejemplo, si quieres que tu libro de cuentos trabaje con temas morales, cerciórate que cada cuento planificado toca un tema distinto y que no se repiten. Pero si tu conector es un personaje que se repite, observa que no estés planificando una novela y, en vez de cuentos, tengas capítulos. Cada cuento debe tener su principio y su final, debe ser una historia aparte de las demás. Sin embargo, también puedes trabajarla como un conjunto y que sea, al mismo tiempo, parte de un texto mayor. Eso sí, fíjate en que los conflictos estén bien definidos.

5. Como ya has estructurado tus cuentos, es el momento de escribir. Puedes ir en orden o en desorden, como quieras. Comienza con el que más te motive (todos deberían motivarte, de lo contrario no los escribas o aburrirás al lector, pues ni tú mismo estás interesado) o con el que tengas más definido en tu mente. Asegúrate de mantener la tensión. :)

6. Reescribe. No hay escritura sin reescritura. Es parte del proceso creativo. Corrige. Edita. Modifica. Quita. Añade. Juzga como lector, como crítico. Elimina todo lo innecesario. Agrega todo lo esencial.

7. Si tienes la oportunidad, haz que alguna persona lea tu cuento, lo corrija y lo comente. Puede ser un lector beta o cualquier otra persona en que confíes y quien te dé una retroalimentación sincera.

8. Dejándote llevar por estos datos, vuelve a corregir y reescribir tu cuento hasta que estés 100% satisfecho.

9. Repite los pasos desde el 5 hasta el 8 hasta que termines de escribir todos los cuentos que en un comienzo estructuraste.

10. Cuando los tengas todos, vuelve a hacer una corrección. Como ya los dejaste respirar, lo más probable es que hagas otros cambios.

11. ¿Terminaste con el paso anterior? ¡Felicidades! ya tienes el contenido fundamental para el libro de cuentos, el 90% del trabajo. Ahora solo tienes que agregar/hacer: una portada, escoger un título para el libro, el índice, reconocer la propiedad intelectual, hacer la diagramación, etcétera. 

12. Tienes la opción de someter el libro a una editorial (la de tu preferencia) o de autopublicar. Si escoges la última opción, decide el formato (ePub, PDF, Mobi) y la plataforma (Amazon, CreateSpace, …). Depende de tus intereses, puedes venderlo u ofrecerlo gratuito.

¡Libro de cuentos terminado y publicado! Y antes de que me preguntes, sé que los últimos dos pasos están poco explicados y pueden generar dudas, pero estos los iremos trabajando a lo largo del año. Acá la intensión era ofrecerte una idea para que puedas escribir un libro de cuentos y creo que la misión fue cumplida. En la próxima entrada te daré ideas sobre los conectores y de seguro te motivaré a escribir tu propio libro de cuentos. :)

¿Logré convencerte para escribir un libro de cuentos o todavía te lo estás pensando? Si tienes alguna duda o comentario, te veo en los comentarios. Y no olvides compartir esta entrada en tus redes sociales. ¡Besos!
Image and video hosting by TinyPic