Nunca he trabajado a fondo el género dramático en el blog, y no me refiero al drama, sino a las obras de teatro. ¿Sabrías cómo escribir una escena dramática? o ¿qué situaciones sociales te gustaría representar? Respondas lo que respondas, en la entrada de hoy te ofrezco los pasos para escribir un texto dramático. ¿Te animas?

PLANIFICACIÓN


1. Determina el tema. Busca un problema que consideres importante o que te interese, e imagina una representación teatral sobre este. Por ejemplo: las malas influencias, los jóvenes y el amor, la traición de un amigo, un problema social (delincuencia, pobreza). 

2. Piensa en un conflicto que se relacione con el tema. Recuerda que A debe querer algo y B se debe oponer. Puede ser la libertad, una herencia, la justicia o lo que quieras. Lo importante es que sean dos puntos de vista opuestos. 

3. Establece la secuencia de hechos. Qué ocurre primero, qué ocurre después y cómo finaliza el conflicto.

4. Crea los personajes que apoyarán al protagonista (A) y al antagonista (B). Imagina las características y la función de todos. Determina por qué apoyan un bando u otro. 

5. Elabora un mapa (esquema) de la obra donde detalles qué ocurrirá en cada escena: principio, desarrollo y fin. 

ESCRITURA


1. Al inicio de cada escena, escribe una breve descripción del espacio. Esta parte establece los detalles que se utilizarán en la escenografía. 

2. Guíate por el esquema de la obra para escribir las escenas donde tus personajes interactúen y dialoguen. Procura definir el tema en el inicio, desarrollar el conflicto y enfrentar al protagonista con el antagonista. ¡Ah! y recuerda que todo el texto debe escribirse en diálogos, y que se abren y cierran escenas con los cambios de espacios y de personajes. 

3. Utiliza las acotaciones. Al finalizar las escenas, escribe indicaciones para la representación teatral. Estas van entre paréntesis y junto a cada nombre (si son para los actores), o al comienzo de cada escena para la ambientación. Si lo necesitas, revisa fragmentos de teatro para ver cómo se hacen, pues es súper importante que nos dejes saber cómo se expresa el personaje. 

REVISIÓN, CORRECCIÓN Y PUBLICACIÓN


1. Al terminar de escribir, relee y determina qué partes se entienden bien y cuáles no

2. Busca un diccionario y revisa las palabras y la ortografía. Detente en las que presenten confusión como: hay, ahí, ay; a ver, haber… 

3. Corrige los errores que hayas encontrado en las revisiones.

4. Digitaliza tu escrito. Reescríbelo en un procesador de textos incorporando los cambios. 

5. Sube tu obra a tu blog o compártela con algún conocido. La idea es que puedas intercambiar opiniones al respecto.

6. Intenta representarla, ya sea entre tus amigos, familiares, en la comunidad o grupo en el que participes. Aunque sea un ejercicio para que todos se rían o en el que no actúen, sino que lean el diálogo. Te aseguro que la pasaran ¡fenomenal! 

Recuerda que puede ser una obra corta, lo importante es que hagas el ejercicio y practiques el género donde los diálogos son lo único, pues no tienes narraciones o descripciones. ¿Aceptas el reto de escribir teatro? ¡A las tablas!
Image and video hosting by TinyPic