Cuando usamos el lenguaje para crear poesía, este adquiere una mayor flexibilidad en la estructura y en el orden de las palabras, así como en los significados que estas poseen. En nuestra vida diaria (y en los textos no literarios) usamos un lenguaje denotativo, es decir, literal, sin ambigüedades. Pero el lenguaje poético es connotativo: transmite sensaciones, ideas e impresiones; convirtiéndose en un lenguaje figurado y simbólico. 

Se deduce entonces que el lenguaje poético expresa más de un significado, que podemos alterar el orden lógico de las palabras e incluso reemplazar términos por otros semejantes. A partir de estos procedimientos se crearon técnicas y formas que recibieron el nombre de figuras literarias, las que pretendo definirte y ejemplificarte en la entrada de hoy con el objetivo de que puedas ocuparlas al momento de escribir (sea en verso o en prosa).

Debo destacar que es la primera vez que hablo de poesía en el blog. Y no es que no me guste, es que disfruto más de la narrativa. Además, debo confesar que soy antipoeta: en mis versos encontrarás desgarros, angustias, oscuridad, crisis, caos… en fin, que mi poesía deprime o es tan cruda (en contenido y lenguaje) que terminarás pensando que soy una psicópata

Pero centrándonos en las figuras literarias, lo que quiero es que las conozcas y que las sepas ocupar en tu escritura. Y repito, no importa si las usas en una poesía o en un cuento; el lenguaje poético lo encontramos en cualquier género literario. Pero si no las conoces, no podrás ocuparlas; y este es uno de los recursos más importantes en el arte de escribir: la manipulación de las palabras. 

Así que aquí vamos, como si estuviéramos en la escuela:

FIGURA
DEFINICIÓN
EJEMPLO
Figuras que utilizan los sonidos
Anáfora
Repetición de un elemento (palabra o símbolo) para enfatizar algo.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión.
Aliteración
Repetición deliberada de sonidos, como en los trabalenguas.
irreparables grietas imaginarias
que representan hechos imaginarios
Onomatopeya
Imitación lingüística de sonidos o elementos reales.
Clap, clap (aplauso)
Toc, toc (golpear la puerta)
Figuras que utilizan los significados
Metáfora
Atribuirle una identidad a un objeto o sujeto por medio de otro (reemplazar un elemento por otro).
érase una pirámide de Egipto
(para describir la forma de una nariz)
Metonimia
Nombrar una cosa utilizando una palabra con la que tiene relación de significado directa.
Esa mujer no tiene cerebro
(cerebro por inteligencia)
Sinécdoque
Utilizar una parte para nombrar el todo.
Necesito una mano amiga
(mano por toda la persona)
Hipérbole
Producir una exageración.
Érase un naricísimo infinito
Perífrasis
Nombrar algo de manera indirecta para crear un sentido más amplio del mensaje.
El rey de la selva
(el león)
Símil
Establecer una relación de semejanza entre dos términos (uno real y otro imaginario).
Dentadura perlada
(para describir el color de los dientes)
Personificación
Otorgar características animadas a algo inanimado.
la flor no teme verse marchita
Sinestesia
Entrecruzar la percepción de un sentido con otro.
Tenía un olor ácido
(el ácido se asocia con el gusto
y acá se relaciona con el olfato)
Epíteto
Agrega un adjetivo obvio para destacar el sustantivo.
Verde prado
fresca sombra
Figuras que emplean el pensamiento o las ideas
Antítesis
Contraponer un pensamiento a otro para dar mayor claridad.
Ayer naciste y morirás mañana
Ironía
Nombrar algo para decir lo contrario (se entenderá por el contexto).
Hace mucho, mucho frío
(en un día soleado de verano)
Imagen
Representar ideas abstractas de manera material.
Nuestras vidas son los ríos
que van a dar a la mar
Figuras que modifican la sintaxis (orden de las palabras)
Oxímoron
Plantear algo imposible y contradictorio.
Es herida que duele y no se siente
Asíndeton
Sin los nexos y o ni.
Vivo, respiro, siento y muero lento
Polisíndeton
Exceso de los nexos y o ni.
Quieta y solita, y florece
y no teme verse marchita
Hipérbaton
Alteración del orden sintáctico de la oración.
Las doce tribus de narices era
Elipsis
Se suprime el verbo.
En sus ojos está el cielo
y el huracán latente

¡Ojo!, que esta entrada solo es una introducción al lenguaje poético. Podríamos detallar más cada figura, reconocerlas en textos, practicar su construcción, etcétera. Pero mi interés es cambiar la perspectiva que tienen muchos escritores nóveles: no se escribe usando solo una técnica (como el abuso de las metáforas y los símiles) o sin saber qué recurso se está utilizando.

Quiero eliminar la creencia de que todas las figuras poéticas se usan solo en los versos. El lenguaje poético hace referencia a toda la literatura, así que también podemos usar estos recursos en la prosa. ¡Lo hacemos sin darnos cuenta! Así que te propongo escribir un cuento corto donde utilices al menos cinco de las figuras que te mencioné en la tabla. O si te parece, caracteriza a un personaje. Esta práctica no solo será constructiva, sino que nos permitirá a todos leerte en los comentarios.

Y bien, esto es todo por hoy. Ya sé que el contenido ha sido algo latoso, pero quédate con lo más importante e intenta llevar a cabo la propuesta de escritura. Recuerda que si tienes dudas me puedes preguntar. ¡Ya quiero leer los textos!

Image and video hosting by TinyPic