¡Hola! Bienvenido al blog donde los amantes de la escritura aprenden a dominar el arte de contar historias mientras se toman una tacita de café.



Cargando...

Cafeteros

Maqueta tu libro: Guía de supervivencia


Ya has puesto el punto final de tu novela, libro de relatos o poemario. Lo has revisado una y mil veces. Has tomado en cuenta los comentarios, sugerencias y correcciones de tus lectores beta. ¡Ya está listo para mostrárselo al mundo! Bueno, casi. A tu libro todavía le falta algo: envolverlo para que resulte atractivo. Llegó la hora de maquetarlo, darle forma de libro, tanto en su versión impresa como en formato digital.

Por supuesto, si tienes la suerte de que una editorial acepte publicártelo o si decides la contratación de servicios editoriales de autopublicación, en el caso de que tu economía te lo permita, no te harán falta unas nociones de maquetación. Pero si estás comenzando en este proceso, tal vez podrías plantearte, aunque solo fuera una vez, la posibilidad de ser tú mismo quien se encargue de todo el parto de tu libro, que sea una obra 100% tuya.


El eBook de los Lectores Beta

 

La corrección comienza justo después de escribir ese preciado «Fin». Leemos cuidadosamente la historia en varias ocasiones buscando incongruencias, errores y horrores. Y cuando por fin hemos terminado esta etapa (un escritor que no reescribe y corrige no es escritor), decidimos:
          a) publicar el texto,
          b) enviarlo a una editorial o
          c) guardarlo en un cajón. 

Hay otra opción que prefiero recomendar: enviarlo a un lector beta, también conocido como lector cero. Antes de que tu historia vea la luz, debe pasar por el ojo examinador de una persona con juicio crítico y literario, que sea capaz de ver lo que tú no viste.


¿Cómo es el inicio de un escritor?


Los grandes escritores tienen dos cosas en común: la demencia lúcida y los orígenes. El Gabo escribió Cien Años de Soledad en su peor época, pasando frío y hambre. Julio Cortázar inició su carrera en las letras con un pequeño ensayo en oposición al gobierno de turno argentino. Y yo me introduje de lleno en el mundo del papel y la tinta cuando no tenía ni un solo amigo. 


La construcción del mundo


Hay veces que nuestra imaginación no encaja con nuestro mundo cotidiano, autores como Tolkien, Lewis, George Martin y muchos otros rompieron con esa barrera creando su propio mundo. Desde maravillosas naciones con capacidades de controlar los cuatro elementos con elegancia y precisión, hasta los vastos terrenos del gran reino de Hyrule, el World-Building ha sido un concepto clave para aquellos autores que quieren construir su propio mundo. En esta entrada te enseño lo básico que debes saber al momento de ponerlo en práctica.


Introduce folclor en tus obras


Los escritores famosos de todas partes del mundo incluyen en alguna de sus obras una clara y fiel representación de su cultura, del lugar que es suyo porque nacieron y se criaron en él.

El folclor es la expresión de la cultura de un pueblo y se manifiesta de muchas maneras. Algunos lo asocian más con los bailes tradicionales y las pinturas, pero yo encuentro cierta fascinación en la inclusión de elementos culturales en el entretenimiento. Por ejemplo, adoro descubrir elementos folclóricos en los videojuegos o en el animé, y aprender un poco más de una cultura tan lejana como la japonesa. Es por esto que quiero abrir la discusión sobre cómo se deberían introducir los elementos culturales en una obra


La visión de mundo en la literatura


La visión de mundo es una idea o conjunto de ideas que tiene un individuo o cultura en una época determinada. Con estas se explican las costumbres, las formas de ser y de comportamiento, así como las creencias que un pueblo tiene. 

¿Por qué es importante que tengamos en cuenta la visión de mundo cuando vamos a escribir? Pareciera fácil de contestar, pero en ocasiones no lo es. Muchos escritores tienen la creencia de que, como escriben ficción, tienen total libertad para crear el contexto, el ambiente y los personajes a su antojo. Y esto es así solo hasta cierto punto... 


La lectura comprensiva


La lectura comprensiva nos permite captar el significado de un texto. Comprender requiere dos partes: el lector, con sus conocimientos y habilidades previas, así como el contenido y la forma del texto. Es fundamental que el lector vierta en el texto sus ideas, expectativas y experiencias, con el fin de comprender lo leído, haciendo de la lectura un proceso interactivo donde se produce un diálogo entre ambas partes. 

De esta forma, tanto lo que aporta el texto como el lector se utiliza para entender lo que se plantea. Por esta razón necesitamos adquirir algunas estrategias para mejorar nuestra comprensión lectora y así enriquecer la lectura que realizamos. 


Cómo escribir una columna de opinión


Aunque la columna de opinión es estrictamente un texto periodístico, si llevas un blog (del tipo que sea) lo más probable es que ofrezcas de vez en cuando tu opinión sobre un tema. Es decir, presentas tu punto de vista sobre un asunto de interés para tus lectores, generalmente un tema de actualidad, como cuando yo ofrecí mi opinión sobre el contenido prohibido o censurado.

Estamos acostumbrados a opinar sobre todo, incluso cuando a los demás no les interesa lo que tenemos que decir. Sea como sea, lo ideal es que aprendas a hacerlo de la mejor forma posible. ¿Y cómo sería esto? Emitiendo tu opinión según el formato que siguen los profesionales. 

Como aprendiz de escritor, debes tener en cuenta que esta práctica te ayudará a perfeccionar tu estilo y descubrir nuevas formas de abordar un tema. En otras palabras, vas a pulir tu sello como escritor. ¿Quieres aprender a hacerlo?


Aprende a analizar una poesía


La poesía es fruto de la expresión humana; y se relaciona con el entorno y la época en que se escribe. Influyen las ideas políticas, las situaciones históricas, los problemas sociales y la realidad de vida del autor. El poeta se hace cargo de sus circunstancias y las denuncia, o se desahoga. Todas estas características hacen de la poesía una herramienta de reflexión. Un poema nos puede abrir los ojos respecto a una realidad que ocurre en nuestro entorno, ofreciéndonos una mirada nueva sobre un tema con el que incluso nos podemos sentir identificados. 

El arte, en sus distintas manifestaciones, busca responder las preguntas que se hace el ser humano: ¿qué somos?, ¿qué es la vida?, ¿cuál es el sentido de nuestra existencia? Se abordan los temas que nos aquejan y se ensayan respuestas, lo que enriquece la mirada y aporta otros puntos de vista. 

Ahora bien, antes de un análisis poético es importante conocer los tres componentes básicos de la poesía: el hablante, el motivo y la actitud lírica, los cuales son parte fundamental para la comprensión del lenguaje poético. En esta entrada no solo te los explico, sino que te ofrezco algunas estrategias para que puedas analizar (y entender) textos poéticos, y hasta te propongo un ejercicio. 


4 errores imperdonables en un libro


Hace poco lancé, muy lejos de mi presencia, un libro. Intenté que volara por la ventana, pero como la había cerrado, el libro simplemente chocó contra ella. Calló al suelo, con sus entrañas abiertas. Veía sus letras, ordenadas hormiguillas, y no lograba dejar de odiarlo. 

Me puse de pie y miré mi biblioteca. Tengo muchos libros, pero no todos me han gustado en realidad. Los catalogué y descubrí que el mismo odio que había sentido por el reciente libro (que aún estaba tirado con sus entrañas a la luz), me lo habían provocado otros. Pero, ¿qué me había molestado de todos ellos? Acá van algunos puntos que considero imperdonables en un libro:


Preguntas literarias


Hay preguntas sin respuesta, porque no la tienen o porque no la queremos. En la escritura, hay un recurso que tiene que ver con esto: la pregunta retórica o poética. Y su objetivo es provocar una reflexión en el lector. Pablo Neruda es experto en esto: 


3 razones para escribir reseñas


Lo sé, lo sé. Se considera de mal gusto que un escritor critique la obra de otro a menos que el primero sea un literato en las más altas orbes o, cuando menos, muy popular. Como escritores entendemos lo difícil que es enfrentarse a la página en blanco y por ello evitamos herir los sentimientos de aquellos que también pertenecen al «gremio». Existe la noción de que si haces reseñas, terminarás escribiendo una negativa y esto sería como una puñalada por la espalda. 

Dicho esto, escribir reseñas es una práctica aleccionadora para cualquier escritor. Aquí te dejo tres razones por las que deberías animarte a hacerlo:


Los complejos de los escritores


Solo tienes que entrar a cualquier foro, plataforma o grupo de escritores y te encontrarás con una serie de complejos. Una persona acomplejada «presenta una marcada disconformidad con alguno o varios aspectos físicos o psíquicos de su persona, los que experimenta o percibe subjetivamente con sentimientos de minusvalía» (Wikipedia). 

En el caso de los escritores, el complejo puede adherirse al ego y las rivalidades con otros, creando un campo de batalla en el que no me gustaría estar. En lo personal, me alejo de esas discusiones y evito cualquier malentendido con los colegas, pero uno no lo puede evitar, tarde o temprano termina cayendo en la lengua o pluma de otro. Solo puedes decidir si lo ignoras o no (de escoger la segunda opción, probablemente tienes un complejo). 

Hoy pretendo presentarte los ocho complejos de escritor que más se repiten en el mundillo literario. Léelos con atención, pues te puedes llegar a autodiagnosticar, o tal vez termines refiriendo a algún amigo a un terapeuta literario. 


¿Paciencia o voluntad propia?


Escribir a diario debería ser considerado un acto de voluntad pura por causa de la matadora jornada laboral que poco nos sirve para llegar a final de mes, o de las actividades extracurriculares relacionadas con los hijos, como cumpleaños y reuniones. Es poco el tiempo que tenemos a nuestra merced para desarrollar la gran historia rompe esquemas y postmoderna que las editoriales se pelean por conseguir: el apreciado manuscrito (admítelo, también lo sueñas). 


El uso del juego de roles en la escritura


Cuando se va a diseñar un videojuego, los creadores buscan una historia potente que logre adentrar al jugador al mundo virtual, haciéndolo un personaje más. Esta técnica pertenece al «juego de roles» y consiste en asumir un papel en la trama. Como escritores, podemos utilizar las prácticas de rol para ponernos en el lugar de los personajes y entender mejor sus pensamientos, sentimientos y acciones. Si nosotros fuéramos ese personaje, qué diríamos, qué gestos haríamos, cómo actuaríamos, qué pensaríamos… 


Cómo lograr que tus personajes se enamoren de verdad


¿Qué es el amor? ¿Por qué nos enamoramos de una persona en específico? ¿Cómo saber si es amor verdadero o no? No sé tú, pero yo siempre tuve problemas con este concepto. De niña me creí la versión de Disney; de adolescente buscaba en los chicos la versión machista impuesta por la sociedad. Luego en la crisis existencial de la preadultez, descubrí que todo lo que sabía sobre el amor era mentira, un concepto tergiversado que no me llevaría a amar y ser amada. Entonces decidí que sería soltera durante toda mi vida. 

Hasta que conocí a un hombre que vivía al otro lado del mundo. Ninguno estaba buscando enamorarse, ¡ni siquiera había atracción física! Éramos de dos realidades de vida totalmente diferentes. Polos opuestos atraídos solo por lo intelectual. Él era un ermitaño y yo una adicta a la soledad.


Contenido prohibido o censurado en la web


En estos días me llegó un correo de una escritora controversial en las redes. (No mencionaré su nombre para no darle promoción en este espacio). En su mensaje, se presentó y adjuntó su última novela escrita para que yo «disfrutara» de la lectura. No pidió nada a cambio; solo envió su trabajo para que yo hiciera lo que quisiera con él. 

Indagué más (soy demasiado curiosa) y resultó ser una escritora que regala sus novelas a todo aquel que se encuentre en la red y que esté de alguna forma vinculado con la lectura o con la escritura, desde usuarios de comunidades hasta blogs. Entra en las páginas web y envía su trabajo a cuanto correo-e se encuentra. 

Obviamente, muchos la han reseñado (hay miles de páginas que se dedican a esto) y a pesar de tener pésimas críticas, a pesar de que algunos catalogan su obra como mediocre, con poca calidad literaria, denigrante y un largo etcétera, genera muchísimos comentarios ¡y algunos son positivos! 


Cómo publicar en Wattpad (tutorial)

Wattpad es una comunidad que reúne a lectores y escritores de todo el mundo. Una vez registrado, puedes publicar tus textos (cuentos, poemas, reflexiones, capítulos) o leer las publicaciones de otros autores, las que se comentan y votan. 

La mayoría de los usuarios son adolescentes, pero encontrarás de todo. La plataforma ha generado mucho debate y controversia por su contenido: hay mucho fanfic, intercambio de votos, presencia de textos mediocres y con poca o nula calidad literaria, plagio, discusiones viscerales, etcétera. Sin embargo, muchas historias son escritas por gente que se toma la escritura en serio, que son autores autopublicados o incluso profesionales en el área. 

En fin, que tiene sus ventajas y sus desventajas, como todo; y aunque hasta el momento yo no era usuaria de esta plataforma (prefiero leer en mi Kindle o en papel libros editados y no deseo publicar mi creación literaria ahí), decidí registrarme para compartir también en ese espacio el contenido de Cafetera de Letras. Además, reconozco que es un buen espacio para iniciarse como escritor, compartir textos, interactuar con lectores, recibir críticas y hasta llegar a vender tu obra. Eres tú quien decide si tomas esta opción o no.

Ahora bien, el hecho de que no haya estado registrada no significa que no la conozca ni que no esté al tanto de cómo funciona o lo que sucede en ella. Por esta razón (y por las consultas que me llegan al respecto), quise hacer un tutorial sobre cómo publicar en Wattpad, partiendo de la premisa de que no tienes ni idea de cómo hacerlo. :)


Qué hacer cuando somos nuestros propios enemigos


Seguro que, por lo menos, uno de estos diálogos interiores habrá pasado por tu cabeza en tu camino por la escritura:
  • Sácate esa idea de la cabeza porque no vas a poder con esto. 
  • ¿Habrá quedado bien escrito? ¿Estará bien logrado el personaje protagonista?
  • Deberé revisar el manuscrito por quinta vez porque no me cierra el final… algo le falta. 
  • Ya me lo habían anticipado: iba a tener mis días en blanco donde nada iba a poder escribir...
  • Necio, ingenuo, no aprendo más. No soy para escribir… ¿qué hago perdiendo el tiempo? 
  • Abandonar mi trabajo y mis estudios para dedicarme a la escritura ha sido una locura. Me lo advirtieron y no lo quise entender. Y aquí estoy, full time en el teclado y no genero ni un peso. 
  • ¿Quién va a comprar mi novela? Nadie, seguro que nadie…
  • Quizá deba dedicarme a otra cosa... 
¿Me equivoco? 


¿Puede el fanfiction ayudarme como escritor?


Si de tabúes literarios se trata, el fanfiction encabeza las listas. Y hoy hablaremos de este con el fin de establecer sus ventajas o desventajas en nuestro aprendizaje literario. Así que lo primero es definir el concepto. El fanfic es un relato creado y escrito por fanáticos de una obra, grupo, personaje (real o ficticio) existente. Pero acá nos vamos a centrar en aquellos que toman el universo creado en una obra literaria ajena para crear significados nuevos a través de esta. 

El fenómeno no es nuevo. A través de la historia se han adaptado los relatos clásicos de Homero y Sófocles, a modo de ejemplo. Aunque no pretendo comparar una obra clásica con un fanfiction de Harry Potter, puesto que son contextos completamente diferentes; me gustaría hacer hincapié en algo: el fanfiction no es exclusivo de la época digitalizada. 

El internet y sus nuevas tecnologías han propiciado la creación y difusión de este tipo de textos, los cuales se comparten en comunidades de fanáticos. Y es que hoy día todos nos creemos capaces de crear, todos tenemos algo que aportar y todos pensamos que nuestras ideas mejorarán el trabajo de otros (pero este ya es otro tema). 


Cómo hacer una buena presentación con Power Point


Todos hemos estado alguna vez en un taller, conferencia o clase donde el presentador utiliza un Power Point para aburrirnos, hacernos perder el tiempo o causarnos sueño. No sé tú, pero yo detesto esos momentos, sobre todo si tengo que permanecer allí por obligación. Y es que no todo el mundo está calificado para ser un buen orador (esto se adquiere con la práctica). Sin embargo, hay que ser conscientes y aprender a utilizar un recurso tan valioso como la tecnología para enriquecer nuestra exposición, no para catapultarnos. 

Es por esto que hoy vengo a sacarte de dudas. Quiero darte algunos consejos para que elabores mejores presentaciones, pues todos en algún momento haremos una y no queremos que nos echen a los leones. :) Solo recuerda que la presentación no es para ti. Las diapositivas no son tus notas, tampoco el guion que tienes que leer al pie de la letra. La presentación es para el espectador, a quien no le interesan las parrafadas. 

¿Cómo mejorar tus presentaciones? 



La construcción del relato (Parte II)


¡Hola! No sé si recuerdas, pero hace unas semanas te expliqué tres esquemas para construir un relato: la estructura del cuento, el relato de anillo completo y la transformación. Hoy pretendo terminar con estos esquemas de organización añadiendo la travesía del héroe y la retórica aristotélica, dos modelos importantísimos a la hora de escribir. ¿Quieres saber más? 


Reconciliándome con el blog


Esta entrada será difícil de escribir. No porque no domine el tema, al contrario, quién mejor que yo para conocer el esfuerzo que conlleva estar detrás de Cafetera de Letras. Será difícil porque vengo a desahogarme, a explicarte el por qué estuve alejada las últimas semanas. 

Hace un tiempo te expliqué cómo nació este blog y qué significa para mí. Poco a poco creé un espacio que me hiciera sentir cómoda, donde pudiera compartir mis conocimientos y ayudar a otros. Vender mis servicios pasó a segundo plano: no me promociono llenando las redes sociales y los post de anuncios. 

Disfrutaba escribiendo para Cafetera de Letras. Me encantaba leer los comentarios y saber que mis palabras sirvieron de guía, inspiración o enseñanza. Muchos lectores se convirtieron en mis amigos: nos escribimos correos, nos enviamos cartas u obsequios, nos desahogamos y animamos mutuamente. Sin darme cuenta, este espacio fue un punto de encuentro donde podía conversar sobre el oficio de escritor con personas de distintas partes del mundo. 

He invertido tiempo, dinero y esfuerzo en crear esta plataforma. Y no, no me arrepiento. Aunque debo confesar que hace unas semanas me pregunté si valía la pena, si era necesario que continuara con este blog. Por una parte me sentí obligada a continuar: sé que tengo seguidores fieles que leen y comentan todo lo que publico. Pero tras las bambalinas, me desanimé por completo… Aquí algunos porqués: 


Cómo lograr que el protagonista enamore al lector


Todos los escritores quieren a sus personajes. Y es normal, porque cuando escribes inviertes un montón de horas en crear a tu protagonista. Has pensado desde el color de sus ojos al de su piel, sabes cuál es su color favorito e incluso cómo se llamaba el perro de su infancia. 

Así que cuando llega el momento de hacerlo aparecer por primera vez en tu novela estás deseando presentárselo al lector y darle todos esos detalles que has imaginado y que hacen a tu personaje único. 

Pues bien, ten cuidado con soltar de golpe la biografía completa de tu protagonista a la primera. Es como si una persona a la que acabas de conocer te contara la historia de su vida sin más preámbulos. Piénsalo: seguro que no te gustaría. En general nos gusta conocer a las personas poco a poco, ir desvelándolas como un misterio. Y lo mismo sucede cuando leemos un libro. 

Al principio, debes concentrarte en que tu protagonista cause una buena impresión (como cuando conoces a alguien que te interesa), en captar la atención del lector. Luego, poco a poco, irás revelando toda la profundidad psicológica de tu protagonista para que ese interés inicial se acreciente y el lector acabe por completo sugestionado por tu personaje. 

Te dejamos algunos consejos para ayudarte a conseguir que tu personaje se abra camino hacia el corazón de los lectores. 


#Desafío366


Año tras año todas mis resoluciones van de la mano con mi pasión (y obsesión): el oficio de escritor. Este 2016 no podía ser diferente. :) Pero llegó el año y todavía no tenía decidido qué hacer… hasta que me di cuenta de que tiene 366 días. ¡Una oportunidad más para mejorar en la escritura! Y justo se me prendió el bombillo: #Desafío366

Si sigues este blog es porque te gusta la escritura (aunque no le estés dedicando todo el tiempo que merece) y quieres perfeccionarte en el oficio. Imagino que también querrás tomar acciones este año para lograrlo. Si no sabes cómo, este desafío es la respuesta; así que te lo explico. 

#Desafío366 no te obligará a cumplir con una meta de escritura diaria. Tampoco te quitará el tiempo que no tienes. Mucho menos pretende generarte estrés. Lo que te propongo es que día tras día hagas algo que te ayude a mejorar como escritor. Ayer ya te interesaste en el desafío y aceptaste el reto incluso sin saber bien de qué se trataba (lo comenté por Facebook); y hoy comenzarás de lleno.