Aunque la columna de opinión es estrictamente un texto periodístico, si llevas un blog (del tipo que sea) lo más probable es que ofrezcas de vez en cuando tu opinión sobre un tema. Es decir, presentas tu punto de vista sobre un asunto de interés para tus lectores, generalmente un tema de actualidad, como cuando yo ofrecí mi opinión sobre el contenido prohibido o censurado.

Estamos acostumbrados a opinar sobre todo, incluso cuando a los demás no les interesa lo que tenemos que decir. Sea como sea, lo ideal es que aprendas a hacerlo de la mejor forma posible. ¿Y cómo sería esto? Emitiendo tu opinión según el formato que siguen los profesionales. 

Como aprendiz de escritor, debes tener en cuenta que esta práctica te ayudará a perfeccionar tu estilo y descubrir nuevas formas de abordar un tema. En otras palabras, vas a pulir tu sello como escritor. ¿Quieres aprender a hacerlo?

Pasos para escribir una columna de opinión


1. Planifica tu escritura 
Selecciona el tema que quieres abordar. Lo ideal es que sea controvertido o polémico, así captarás la atención desde el inicio. Puede ser un asunto actual o un tema que le interese a tus lectores. En Cafetera de Letras, por ejemplo, siempre encontrarás posts relacionados con el oficio de escritor, el arte literario, la lectura… 

Cuando tengas el tema, considera las características de tu público para adecuar el mensaje. Y si se te ocurren muchos temas, déjalos anotados en un cuaderno, pues te pueden servir para después. Escoge el que más te interese desarrollar en ese momento, que si te sientas a escribir algo sobre lo que no quieres, no te saldrá ni una oración coherente. 

2. Investiga sobre el tema 
Busca información sobre el tema para que logres trabajarlo en su totalidad y tengas una base sólida para argumentar y sustentar tu opinión. No seas creído, por más que domines un tema deberías corroborar tus datos. 

3. Ordena la información 
Seleccionaste los datos más importantes. Ahora solo debes ordenar las ideas según las presentarás. Ve de lo micro a lo macro. Por ejemplo, casi todos mis posts comienzan con una definición del concepto o tema. Luego presento algunas características o te digo porqué debe importarte. Después te enseño cómo hacerlo, te doy ejemplos, te pido que lo practiques, etcétera, hasta que concluyo retomando la importancia del tema. Entre medio voy dando mi opinión y en ocasiones uso las técnicas del storytelling

… a este punto debo confesar que jamás había pensado en cómo escribo mis posts para el blog. Soy estructurada por naturaleza y escribo tal como ordeno mis ideas; y no puedo evitar darle el toque pedagógico, pues diariamente creo material para mis alumnos. En fin, que yo sigo ese formato porque ya es parte de mi estilo. Tú debes buscar el tuyo

4. Aclara tu posición 
Decide cuál va a ser tu postura y enumera los argumentos que respalden tu punto de vista. Casi siempre la postura es blanca o negra, de lo contrario tus argumentos se contradicen y tu opinión deja de tener validez. Si quieres presentar un arcoíris de posturas, más vale que sepas cómo ordenar tus ideas de forma que se justifique. 

5. Organiza el texto 
Estructura el tema según lo vas a escribir. Primero presentas el tema y tu opinión, luego validas tu punto de vista con argumentos y por último concluyes. ¡Ojo! Recuerda que al cerrar tu escrito deberías invitar al lector a reaccionar, ya sea comentando o compartiendo. 

6. Escribe tu columna 
Redacta el texto dejándote llevar por el bosquejo que hiciste. Ten en cuenta el vocabulario utilizado, así como el público al que va dirigido. Usa conectores para cohesionar tus ideas y ten cuidado con el tono.

7. Revisa el texto 
Reescribe y corrige tu escrito rigurosamente. Relee tantas veces como sea necesario. Respeta los signos de puntuación. Vigila que la lectura sea fluida, que las ideas tengan sentido y coherencia. 

8. Publica y promociona 
Si tienes un blog, publica tu columna. Es recomendable que acompañes el texto de una imagen. Verifica las opciones de formato que te dé la plataforma que uses y úsalas a tu favor. ¡Ah!, y no olvides promocionar en tus redes sociales, página, grupos… donde se te ocurra, pero sin espamear. 

¿Verdad que no es tan difícil escribir una columna de opinión? Estos pasos te pueden servir incluso para escribir un post (en el cual no necesariamente opines). Lo importante acá es que escribas y desarrolles tu estilo propio, el cual no solamente aparece en la ficción. 

Solo te voy a pedir que escribas sobre aquello que dominas o has estudiado. Últimamente han aparecido muchísimos blogs de aprendices de escritor que enseñan a escribir. o.O Una cosa es que quieras compartir una herramienta o técnica que aprendiste o estás practicando, o que desees contar tu experiencia u opinar sobre algo, y otra es que te presentes como un profesional del mundo editorial. 

No quiero terminar este post sin hacer hincapié en las citas. Puedes utilizarlas para respaldar lo que dices y garantizarle al lector que te documentaste. También puedes hacer referencia a lo que otra persona escribió sobre el mismo tema.

Si es una cita textual, usa comillas y menciona el nombre del autor de la idea. Si la cita es indirecta, aclara de dónde la tomaste. En ambos casos, pon el enlace correspondiente. Esto demuestra respeto por el trabajo del otro. Quien evita citar es porque está copiando

Y hasta aquí. Espero haberte dado las herramientas necesarias para que comiences a escribir en un blog. Recuerda que puedes escribir para Cafetera de Letras si lo deseas. No olvides compartir y comentar.

Image