La visión de mundo es una idea o conjunto de ideas que tiene un individuo o cultura en una época determinada. Con estas se explican las costumbres, las formas de ser y de comportamiento, así como las creencias que un pueblo tiene. 

¿Por qué es importante que tengamos en cuenta la visión de mundo cuando vamos a escribir? Pareciera fácil de contestar, pero en ocasiones no lo es. Muchos escritores tienen la creencia de que, como escriben ficción, tienen total libertad para crear el contexto, el ambiente y los personajes a su antojo. Y esto es así solo hasta cierto punto... 

La visión de mundo coarta al escritor desde que comienza a planificar la historia, obligándolo a documentarse, algo que muchos otros evitan, ya sea por considerarlo una pérdida de tiempo o por no respetar el oficio. Y desde ya te advierto que toda obra, por pequeña o actual que sea, necesitará documentación, aunque sea breve. 

El escritor está obligado a construir un mundo ficticio que sea creíble para el lector. La historia, el conflicto, la temática, la trama y muchos otros aspectos pueden ser 100% originales, pero hay elementos de visión de mundo que si faltan, falla la obra y con esta, el autor. 

Hace poco terminé de leer el tercer libro de la saga «Forastera» de Diana Gabaldon. Me gusta la historia, por eso la sigo leyendo. Pero este libro se ambientó en Las Antillas (siglo 19), y detesté todos los errores de documentación que tuvo. Conozco los países antillanos: nací y viví 23 años en uno, y los otros los he visitado. Cuando comenzó a hablar de ríos navegables con grandes embarcaciones, llenos de tiburones y caimanes… se me viraron los ojos. Me molesté con la autora porque no conozco ningún río con esas características en Las Antillas. 

Luego aparecieron junglas, como si fuera Brasil, cambios climáticos contradictorios, como si un huracán pudiera azotar de la nada, y un sinnúmero de errores que, aunque estaban bien trabajados y explicados, se contradicen con la realidad antillana (en esa época y en la actual). 

Si lo pienso bien, los lectores de cualquier otra zona geográfica quedarían encantados con la narración (por algo ha sido un éxito en ventas y fue recientemente llevada a la pantalla chica). Pero los que somos de allí terminamos decepcionados porque lo narrado carece de veracidad. Aquí entra en juego la visión de mundo que el autor construye, pero también la histórica, la genuina. 

Antes de comenzar a escribir tu historia, préstale importancia a la visión de mundo para que no termines decepcionando a tus lectores. Algunos aspectos en los que se aprecian las ideas de la época en una historia son los siguientes: 

CREENCIAS
Son los pensamientos que se asumen como verdaderos, sean religiosos o valóricos, y que tienen los personajes. Por ejemplo, las reglas de comportamiento y la vestimenta de las personas. 

COSTUMBRES
Son las celebraciones o reuniones que llevan a cabo los personajes, o simplemente las conversaciones que tienen. En estas se presenta lo que piensan y cuáles son los intereses colectivos. Por ejemplo, las festividades de siembra y cosecha o el aniversario de la ciudad. 

MOTIVACIONES
Lo que los personajes buscan, quieren y desean; es la forma en que ven el mundo. Por ejemplo, si tiene una ambición excesiva por lo material, tal vez es que en su época el dinero y los bienes materiales tienen mucha importancia. 

CONFLICTOS
Lo que a los personajes les duele, les molesta o les causa pesar, nos dice qué ideas o cosas tenían importancia en su época. También hace referencia a lo que se considera un conflicto según el país o el año. Por ejemplo, no es lo mismo un problema de honor en Estados Unidos que en Japón. 

RELACIONES
Las relaciones entre los personajes reflejan sus valores. El trato que se dan entre sí, la forma en que se ven y se dirigen al otro son importantes. 

AMBIENTACIÓN
El clima, la infraestructura, las construcciones, la naturaleza (flora, fauna)… en fin, la ambientación debe coincidir con la época en que se desarrolla la historia. Y si el lugar existe en la vida real, hay que documentarse a más no poder para que a tus lectores no les pase lo que a mí con «Forastera».

No sé si habías pensado antes en estos detalles, pero son sumamente importantes en la  literatura. Tenlos en cuenta durante todo el proceso de escritura y te asegurarás de que tu obra sea creíble. Recuerda que tus lectores van a valorar positivamente una obra que refleje la documentación correcta. 

El trabajo que se dé el escritor para construir mundos ficticios que se puedan insertar con facilidad en la realidad va a reflejar su calidad, pero sobre todo el respeto por su trabajo y por sus lectores. 

¿Qué otro aspecto consideras que debemos tener en cuenta
al construir la visión de mundo de nuestra historia?

Image