¡Hola! Bienvenido al blog donde los amantes de la escritura aprenden a dominar el arte de contar historias mientras se toman una tacita de café.



Cafeteros

Admito ser un escritor mediocre…


Llegaste a ese punto. Ese momento en que no importa qué escribas, sientes que todo está mal hecho. Encuentras errores de redacción. El texto está repleto de palabras que se escuchan muy simplonas. Y la historia que tanto te costó planificar parece sacada de un cajón de viejos calcetines sucios. 

Bajas la pluma. Dejas la computadora. Afrontas la realidad: eres un escritor mediocre. Te sientes derrotado y no sabes qué hacer. Si estás en esa fase, si por un segundo te sentiste identificado, déjame decirte que no eres el único.


La escritura del "yo"


Escribo todos los días, pero no siempre es literatura. La mayoría de las veces son recuerdos, anotaciones, correos, cartas, desahogos, ideas… o tonteras. Es lo que llamo la escritura del “yo”, a la cual le encuentro en ocasiones más sentido que a la escritura literaria.