Nuestros primeros pasos por la literatura estarán marcados por errores funestos. Es una realidad que no podemos evitar. Por eso quise compartir contigo algunas de mis fallas técnicas para evitar que tú las cometas también o al menos que las reconozcas cuando te sucedan.